miércoles, enero 04, 2006

Creando respaldos en GNU/Linux

Existen aplicaciones privadas, que fungen como herramientas para la realización de respaldos, pero que tienen un costo monetario por licencia de uso.

Sin embargo, esas sofisticadas herramientas de respaldo no son necesarias para un usuario promedio de un *nix, porque cuenta con varios programas que en conjunto, pueden realizar las mismas actividades.

Algo importante a considerar, al comenzar a utilizar un sistema recien instalado, es la creación de directorios, que su uso sea exclusivo para almacenar nuestros archivos que deseemos respaldar. Esto con el propósito de facilitar el proceso de creación del respaldo

Después, es bueno crear políticas de respaldo, que contemple los elementos que se desean respaldar y con que frecuencia. Así como un calendario donde registrar los días para realizarlo.

Para un sistema con varios usuarios, requiere considerar más detalles.

Los comandos que requerimos son: tar y un programa para comprimir archivos, como gzip o bzip2.

El comando tar básicamente "empaqueta" todos los archivos y directorios en uno solo, su nombre es la contracción de "type archive", y se utilizaba para generar archivos de respaldo que eran colocados en cintas. Las banderas más utilizadas son c para crear, r para agregar archivos a un "paquete", x para extraer los archivos de un "paquete", v para que despliegue lo que hace, y f para utilizar un archivo, que es el resultado de la ejecución del comando tar, el "paquete". Su sintaxis:

tar <opciones> <archivo-resultado>.tar <directorio-a-empaquetar>

Existen varios comandos para comprimir archivos, de los más conocidos son gzip y bzip2, escoger uno u otro depende de las necesidades del responsable de hacer los respaldos; mientras que gzip es más rápido, bzip2 tiene un mejor algoritmo de compresión, con lo que la elección está entre velocidad o tamaño de archivo final.

Ambos comandos se pueden integrar fácilmente al comando tar mediante las banderas z y j, para gzip y bzip2 respectivamente. El uso de estas banderas implica agregar al nombre del archivo tar, la terminación .gz si se usa gzip o .bz2 en caso de usar bzip2.

He aquí un ejemplo sencillo:

>$ tar -cjvf mi_respaldo.tar.bz2 /home/mi_usuario

En este ejemplo se crea un archivo llamado mi_respaldo.tar.bz2 que contiene todos los archivos y directorios a partir de /home/mi_usuario, que es comprimido con bzip2

Si se han de agregar más archivos o directorios a un archivo *.tar, es recomendable no comprimir, hasta no terminar el proceso de "empaquetado"

>$ tar -cvf mi_respaldo.tar /home/mi_usuario/un_nivel/directorio_uno
>$ tar -rvf mi_tespaldo.tar /home/mi_usuario/otro_nivel/directorio_dos/directorio_tres

En este ejemplo se crea un archivo mi_respaldo.tar que contiene unicamente lo que haya en directorio_uno y en directorio_tres

Siguiendo el ejemplo, podemos al final comprimir.

>$ gzip mi_respaldo.tar

Obteniendo un archivo mi_respaldo.tar.gz

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal